Benicam. Rehabilitación de Fachada y construcción de viviendas.
16385
single,single-post,postid-16385,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

Rehabilitación de Fachada y construcción de viviendas, claves en el 2018

house-construction-116282_960_720

26 Mar Rehabilitación de Fachada y construcción de viviendas, claves en el 2018

Tras los buenos datos recogidos en 2017, el sector de la construcción tanto de obra nueva como el dedicado a la rehabilitación de fachada espera que el 2018 siga mejorando sus cifras. Unas saneadas cuentas que evidencian el dinamismo del sector tras los duros años de la crisis. La construcción ‘tocó suelo’ de manera importante, ajustándose a la demanda y a las exigencias de un sector en constante evolución.

Las compañías afrontan el futuro con optimismo y la mayoría de informes destacan que el alza de precios, obras y reformas seguirán al menos hasta el año 2020. ¿Por qué se van a producir estos buenos datos? ¿Existe algún indicador en negativo? ¿Cómo será realmente el 2018? Todas las claves, a continuación.

Rehabilitación de Fachada y obra nueva, las claves para un 2018 positivo en el sector

El sector residencial logrará consolidar en el año 2018 la recuperación iniciada en 2013, tras varios años de crisis económica, según se desprende de diversos estudios realizados. Los precios subirán más de un 5 % gracias a una mayor demanda, aunque en determinadas regiones (especialmente en las áreas urbanas) el incremento será mayor, rozando incluso el 10 %.

El 2018 se espera que siga demostrando “alta actividad” en todo el sector a tenor de las buenas previsiones de evolución económica en nuestro país, mejorando las condiciones de financiación y las operaciones puestas en marcha. Así, las transacciones de compraventa de viviendas rozarán las 600.000, una cifra que se espera mantener hasta 2020.

Este incremento no solo afectará al mercado residencial, también al de oficinas, alcanzando en el caso de Madrid o Barcelona un aumento en la contratación de estos espacios en más de medio millón de metros cuadrados. Además, cabe destacar que el sector logístico continuará dinamizando las nuevas transacciones realizadas y despertando el interés de los inversores. Se estima que llegará a alcanzar una cifra de inversión de 1.000 millones de euros.

Motivos por los que se incrementan la Obra nueva y reformas en España

Sector que se ajusta, eficiente y transparente.

La grave crisis económica ha provocado que la mayoría de las compañías hayan adaptado su oferta de servicios a la demanda actual. Las grandes obras han dejado atrás un sector que ha conseguido adecuarse, optando por obras de menor tamaño y, sobre todo, por los proyectos integrales especializados y de reformas, como la rehabilitación de fachadas. Contribuye positivamente, por otro lado, el incremento en la creación de pequeñas y medianas empresas, como consecuencia de la apuesta de las grandes empresas constructoras españolas a internacionalizarse.

Mejora económica y de la capacidad inversora

La mejora de la situación económica en los hogares españoles favorece el gasto. Las reformas y rehabilitaciones de vivienda aumentan a medida que el poder adquisitivo de las familias crece, realizando gastos que antes no podían.

Por otro lado, en la construcción de nueva vivienda, las entidades financieras han liberado suelo y viviendas que tenían en stock por debajo del precio del boom inmobiliario, propiciando así un reajuste del sector muy necesario. A medida que sube la demanda, se incrementa la oferta y con ello los precios de las viviendas.

No obstante, los expertos aseguran que todavía hay dos problemas importantes para los potenciales compradores de pisos: los bajos salarios y el acceso al crédito.

Capital extranjero en el mercado

Ante la restricción de financiación por parte de las entidades nacionales, los fondos o capitales extranjeros llegan a España para invertir en la promoción de viviendas residenciales. Solo las principales compañías nacionales van a llegar a construir 60.000 viviendas, todas hasta 2020 y que no serían posibles sin las alianzas estratégicas de constructoras e inmobiliarias con capital extranjero.

Todas las compañías cotizadas españolas ven una recuperación constante, manteniendo el ritmo de construcción de nuevas casas en 400.000 viviendas anuales. Todas ellas esperan estos crecimientos, al menos, hasta el año 2020-2022 con notables inversiones realizadas.

Aumento de la obra pública

El control de gastos para cumplir con los objetivos de déficit marcados por Europa ha reducido significativamente el ritmo de la contratación pública en infraestructuras. Sin embargo, ya en 2017 la licitación de obras ha crecido y se espera que el Gobierno finalice su plan para invertir 5.000 millones de euros en infraestructuras. En este montante de dinero estarían también incluidos algunos proyectos de rehabilitación y conservación de todo tipo de edificios, vías públicas o infraestructuras. Tras los recortes, algunos proyectos (algunos de ellos ‘históricos’) salen del cajón y se espera que comiencen a construir para atender las demandas ciudadanas y favorecer el empleo.

En definitiva, el sector está en pleno auge tras años de crisis económica con la que ha experimentado un fuerte ajuste. La rehabilitación de fachada es una de las obras que más se demandan, pero también la obra nueva y las reformas de la mano de los proyectos integrales.

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies